¿De qué manera podemos valorar la Astrología? ¿Cómo podemos asegurarnos de su valor como conocimiento? ¿Cuáles son sus atributos más salientes?

Sin buscar un orden preconcebido, a mí lo que más me impresiona de la Astrología es su antigüedad.

Luego me atrapa su capacidad de conocer el futuro, como un develador de incógnitas, no importa si sobre mi vida, sobre la historia o sobre el universo.

No es menor mi sensación de trasponer el tiempo cuando la uso, porque puede barajar la secuencia pasado - presente - futuro y lo puede exponer como futuro - presente - pasado, o como se quiera.

En cuarto término me deslumbra la economía de sus procedimientos para obtener la respuesta a tempranas verdades luego confirmadas.

Y por último, ella es la única que me ha permitido ver mis cualidades y mis defectos, lo que ha desembocado finalmente en saber que todo es positivo.

Tratemos sólo de comprobar su antigüedad para ver la punta del iceberg. Procedamos desde el presente hacia el pasado y veremos qué edad tiene la Astrología.

Lo más cercano que se me ocurre es su Caracterología o Tipología de los seres humanos en doce signos. ¿Qué clasificación popular existe, aparte de la astrológica, en el mundo de los conocimientos? Ninguna. Según Gallup International en los años setenta, el 99% de los adultos occidentales sabía su signo y el 75% creía en las características de los signos. Hoy, 24 años más tarde, se estima que la segunda cifra se ha incrementado entre 80 y 85%. En comparación, la población oriental conoce su signo desde la infancia.

La Magia nació derivada de la Astrología. Basta leer algún manual para comprobar el uso de términos alusivos a signos, astros y elementos astrológicos. Aquella Astromancia convertida en la Metafísica griega se convirtió en la actual Parasicología.

De la Astrología nació la primera tecnología: la Astronomía, nacida hace 333 años, en la subera Capricornio entre 1575 y 1750 (primer telescopio de Lippershey 1608, Galileo 1610, Copérnico y su teoría heliocéntrica 1554). Fué la primera tecnología digna de ese nombre surgida en el siglo XVI, dos siglos antes de la Revolución Tecnológica actual. Antes de la prohibición del ministro francés Colbert, la Astronomía no existía por sí misma, sino como parte técnica de la Astrología. Hoy en día sus practicantes creen que nacieron de un repollo, que no le deben nada a nadie. La palabra Astrología significa "tratado de los astros" y Astronomía "ley de los astros". Hasta etimológicamente se reconoce la subordinación de la técnica astronómica a la Astrología.

De la Astrología nació la primera ciencia: la Alquimia Medieval, hace 1.500 años (la piedra filosofal, el atomismo, la alquimia de los metales, etc. ). La Química que es la primera ciencia constituída del grupo de ciencias cartesianas actuales, le debe todos sus procedimientos a la alquimia medieval, cuyo uso extenso de los planetas referidos a los metales y metaloides es demasiado conocido, así como ciertos tiempos para producir ciertas reacciones de los minerales.

De la Astrología nació la primera filosofia: la Astrosofía Griega hace 2.500 años (la filosofía elemental del Fuego, Tierra, Aire y Agua de Aristóteles, Platón, Arquímedes, Hiparco, etc.).

De la Astrología nació la primera religión: la Astrolatría hace 8.000 años (Sol, Luna, Sin, Shamash, Venus, planetas como ídolos). A la idolatría de los astros siguió una zoolatría y luego una antropolatría. Esta última es la creencia de un dios con toda la barba que imperó durante la primera mitad del siglo XX. Pero después de la era astronáutica, que permitió constatar la amplitud del horizonte cognoscitivo más allá de nubes pobladas de ángeles y santos, se pasó a una categoría abstracta, la que nadie se anima a definir racionalmente. Simplemente se habla de un Dios o dioses, cada vez más confinados en realidades internas y no en realidades externas que son las que mandan.

La Astrología creó el primer reloj hace 6.800 años (la vara solar, reloj de arena). También creó las primeras unidades de espacio y de tiempo hace 7.000 años (la pulgada, el pie, el codo, el metro, las 12 horas originales, los calendarios y los 12 signos).

La Astrología posee un testimonio arqueológico muy antiguo: los doce signos grabados en piedra hace 12.000 años. (Argelia, montes Atlas, río Susfana). De acuerdo con el mayor antropólogo del siglo XX, el alemán Leo Frobenius, es la primera representación de los doce signos que se conoce. Y entonces me pregunto: ¿qué documentos grabados de otros conocimientos o creencias tenemos anteriores a esa fecha? Ninguna. Los testimonios de antiguas religiones no pasan de 6.000 años.

La Astrología fue el tema de los primeros antecedentes de la escritura en Europa hace entre 25.000 y 10.000 años (museos con huesos de mamut y reno con fases lunares). Según Alexander Marshack estas lunas nuevas, cuartos menguantes, crecientes y lunas llenas, toscamente labradas sobre huesos, son la primera representación gráfica del pensamiento humano.

La Astrología es la base del primer calendario solar de hace al menos 30.000 años (NW Australia, Jinmium, Kununurra, Universidad de Wollongong, 1996). Cientos de miles de círcunferencias ordenadas, grabadas en piedra, del mismo tamaño, profundidad y espesor, con alguna secuencia rítmica de ausencias, sugiere que lo más probable es que sea la primera representación de un calendario solar. Más aún si se piensa que hace 30.000 años regía una edad de hielo que terminó en el 10.000 a.C. y esa podría ser la cuenta de días asoleados y días sin sol.

La Astrología nació con el hombre, ya que por su condición bípeda es el primer mamífero en comparar sincrónicamente cielo y tierra, símbolos celestes y sucesos terrestres. Esa continua comparación hizo que astros y hombres hayan marchado al unísono desde hace millones de años. ¿Cuántos años tiene entonces la Astrología? ¿Dos, tres, cuatro o seis millones de años como lo sugiere mi Tabla Periódica de la Historia?


La Astrología es la madre de todas las ciencias.

Por los documentos presentados ¿Qué disciplina, qué cultura, qué conocimiento o qué habilidad humana es anterior a la Astrología? ¿Qué puede ser anterior a la vieja dama celeste?

Por lo tanto la Astrología es nuestra primera humanidad, la que debería estudiarse antes que cualquier otra disciplina.

Antes que las letras o los números están los doce signos que caracterizan tanto al Hombre como al universo:

Aquí van los doce signos del zodíaco


¿Por qué hay tantas personas diferentes? ¿Porqué hay tantos pueblos, tantas religiones, filosofías, ciencias? De la misma forma, surgieron distintas astrologías de acuerdo a su idiosincracia regional e histórica. Hay tres astrologías principales: la OCCIDENTAL, que pasó de Sumeria a Caldea, luego a Grecia, Europa y América; la CHINA en Asia; y la MAYA o azteca en América. La Maya es sólo una curiosidad ahora. La china es más que nada caracterológica. La Occidental es la más poderosa, la más efectiva, la más difundida y la más humanizada.

Hay 4 pruebas fundamentales de la Astrología, y muchas otras complementarias. Las 4 pruebas fundamentales confirman la capacidad predictiva de 4 símbolos básicos: signos, casas, astros y aspectos.

1- La efectividad de los SIGNOS se comprueba con la Tabla Periódica De La Historia (TPH) de Boris Cristoff, que es la respuesta al Eterno Retorno Histórico, buscado desde hace milenios. Se basa en el tercer movimiento de la Tierra, sus ciclos calificados por los 12 signos, en varias jerarquías y sus relaciones deducibles y racionales.

2- La efectividad de las CASAS se comprueba por la Teoría de las 12 edades humanas de Boris Cristoff. Estas edades de siete años cada una, son en realidad doce destinos genéricos que todos los humanos tenemos por delante al nacer. Ya Hipócrates señalaba su importancia hace 2500 años: "cada siete años el hombre cambia su sustancia corporal y espiritual".

Cada edad tiene las características y destino genérico de Aries (infancia: 0-7 años), Tauro (niñez 7-14), Géminis (adolescencia 14-21), Cáncer (1ª juventud 21-28), Leo (2ª juventud 28-35), Virgo (3ª juventud 35-42), Libra (1ª madurez 42-49), Escorpio (senda madurez 49-56), Sagitario (3ª madurez 56-63), Capricornio (1ª senectud 63-70), Acuario (2ª senectud 70-77), Piscis (3ª senectud 77-84). En total son 4 grandes edades: La edad primaveral (0-21), la estival (21-42), la otoñal (42-63) y la invernal (63-84).

3- La efectividad de los ASTROS se comprueba por las Estadísticas Gauquelin, las cuales reúnen centenares de miles de personalidades mundiales, cuyos astros al nacimiento, por sus significados, demuestran la dedicación posterior que tuvieron luego en sus vidas.

4- La efectividad de los ASPECTOS se comprobó de forma casual por el estudio que John Nelson hizo durante dos años para la RCA a mitad de siglo. Notó que cuando los planetas se agrupaban a distancias de 90º y 180º las comunicaciones internacionales de radio se dificultaban o desaparecían. Pero que cuando esas distancias eran de 60º o 120º llegaban a su momento óptimo. Lo que Nelson no sabía era que a esas distancias los astrólogos los hemos llamado aspectos armónicos o disonantes, durante milenios.


Claro que la hay. La única caracterología mundial es la astrológica. No hay ninguna otra de uso tan masivo. Las características de los 12 signos son tan aceptados como los números, como los días de la semana o los meses del año.

Las universidades, con todo su poder sobre los estados, con su riqueza material y tecnología, con los cerebros más privilegiados y Premios Nobel, con su manera compulsiva y fanática de negar la Astrología a todo costo, no han podido imponer al público ni siquiera una pequeña tipología de las personas. En cambio cualquiera sabe su signo, pese a que los astrólogos no tenemos una organización mundial ni somos ricos, pero eso sí somos millonarios en fama y afectos por aportar lo único que puede relacionar a la gente.

Esta es una época controversial entre universitarios y astrólogos sobre lo bien o mal fundado de la Astrología, pero se puede comprobar por todos los documentos existentes que este conocimiento ha sido apoyado por la gran mayoría de las generaciones históricas.

Se puede decir que en el 99% de los tiempos históricos la Astrología no sólo no era controversial, sino que era el único conocimiento humano. Hoy en día el 99% de las personas con uso de razón conoce su signo, alrededor del 80% acepta las características de los signos, pero sólo del 30 al 40% acepta el destino.

Por otra parte, basta conocer a fondo la vida de la gran mayoría de sabios y personalidades. La mayoría de los astrónomos de todas las épocas fueron astrólogos. Pero desde el siglo 17 hasta fines del 19 las nacientes ciencias y el pensamiento cartesiano discriminó y prohibió la Astrología hasta convertirla en un conocimiento oculto.

Ahora la Astrología ha despertado de su siesta de trescientos años y año por año aumentan sus seguidores y aficionados. Un negador de la Astrología como Carl Sagan quien era un enemigo acérrimo de la Astrología se quejaba que por cada revista dedicada a la Astronomía había decenas dedicadas a la Astrología.

¿Pero qué quería Sagan? Que la gente prefiriera una ramita del árbol en lugar del árbol entero? ¿O es que desconocía que el origen no sólo de la Astronomía sino de todo el conocimiento era la Astrología? Además ¿qué puede darle la Astronomía al hombre promedio de nuestra Tierra? Números millonarios pero faltos de humanismo. La Astronomía es muy útil pero no para el hombre común, ese que conforma la mayoría de los 6.000 millones de personas, dos terceras partes del total.

Nosotros no odiamos a la astronomía ni a la ciencia ¿porqué ellos nos odian y combaten con tanto ahinco? Es fácil de entenderlo si se piensa que la Astrología es la madre de todas las ciencias y que es la única en predecir el futuro humano.

   
 
El astrólogo | Astrología | Los signos | Teorías | El destino
Predicciones | Libros | Novedades | Programas